Por qué las Reuniones Familiares
Nuestra visión nos ha marcado un propósito como cuerpo y nos ha enfocado a lo largo de estos años, y lo seguirá haciendo en los años que vienen. En esta clase aprenderemos el porqué de las reuniones familiares, cómo funcionan con respecto a nuestra visión, la base bíblica de las mismas, cuáles son sus propósitos específicos y quiénes integran, una reunión familiar.

¿Qué es una Reunión Familiar?
Una Reunión Familiar es un lugar donde se lleva la luz, unción, poder sobrenatural y la presencia de Dios que se recibe en la iglesia principal. Esto funciona como una extensión de la iglesia para trasladar el mismo patrón de alabanza, adoración, oración, evangelismo, milagros y sanidad, tanto física como del alma, de la iglesia a las casas, para así tocar muchas vidas que no van a la iglesia por iniciativa propia.

“Una Reunión Familiar es un centro de Reconciliación entre Dios y la Gente del vecindario”
Una Reunión Familiar tiene como meta Suplir las necesidades de esas personas y llevarles el amor de Dios, para guiarles a la Salvación en Cristo Jesús.
¿Quién estableció el patrón de Las Reuniones Familiares?
Jesús fue el primer ser humano en establecer una Reunión Familiar, porque Él mismo era un tabernáculo, una casa de adoración al Padre. Salió del Padre y vino a habitar entre nosotros. Y una vez que comenzó Su ministerio, salió también del límite de las sinagogas y visitaba a la gente en sus aldeas, en sus plazas y en sus casas.
“Jesucristo expandió el Reino de Dios a través de las casas”.
Veamos algunos ejemplos que muestran que Jesús alcanzó a personas de diferentes niveles de la sociedad en sus propias casas.

La Casa de Pedro

Vino Jesús a Casa de Pedro… Mateo 8:14

La casa del principal de la sinagoga

Al entrar Jesús en la casa del Principal… Mateo 9:23

La casa de un religioso del templo

Uno de los fariseos rogó a Jesús que comiese con él. Y habiendo entrado en casa del fariseo, se sentó a la mesa. Lucas 7:36

La casa de una mujer llamada Marta

Aconteció que, yendo de camino, entró en una aldea; y una mujer llamada Marta le recibió en su casa. Lucas 10:38
Los apóstoles tomaron el mismo patrón de Jesús, y comenzaron a extender el Reino de Dios a través de las casas. Veamos algunos ejemplos:

El Apóstol Pablo siguió con el Mismo Patrón

…nada que fuese útil he rehuido de anunciaros y enseñaros, públicamente y por las casas, Hechos 20.20

Pablo permaneció en una casa alquilada, para enseñar el reino y a Jesucristo

30 Y Pablo permaneció dos años enteros en una casa alquilada, y recibía a todos los que a él venían, 31 predicando el reino de Dios y enseñando acerca del Señor Jesucristo, abiertamente y sin impedimento. Hechos 28.30-31