Los niños son el futuro de nuestra iglesia. Debemos invertir nuestro tiempo y esfuerzo educándolos en el camino del Señor. Queremos ser obedientes a la Palabra de Dios que dice: ”Dejad a los niños venir a mí y no se lo impidáis, porque de los tales es el reino de los cielos” Mt. 19:14
El propósito del Ministerio de Niños es el de enseñar a los niños a glorificar a Dios en sus vidas al exponerlos a su Palabra (La Biblia) a través de un ministerio diseñado a criar niños que conozcan a Jesús como su Salvador y que compartan de él con otros. Nuestra meta es la de cultivar en los niños los siguientes valores:
  • Amar a Dios (El gran mandamiento: Mt. 22:36-37)
  • Amarnos unos a otros (El segundo gran mandamiento: Mt. 22:38-39)
  • Imitadores de Cristo (Discípulos maduros que adoran: Mt. 22:38-39; Lc. 15)
  • Ministrar a otros (Siervos equipados excelentemente: Col. 3:23-24; Ef. 4:11; 1 Ti. 2:22; Mt. 20:25-28)
  • Publicar las buenas nuevas (Multiplicarnos, La gran comisión: Mt. 28:19-20)