¿Quiénes somos como iglesia?

Conocer nuestra identidad como iglesia y ministerio es uno de los factores más importantes para alcanzar aquello que Dios nos ha prometido. Saber cuál es nuestro propósito nos ayuda a escoger con quién nos relacionamos, y el pueblo asociado a nosotros puede tomar nuestro ADN; y esto lo llevará a alcanzar su propio destino.

¿Quiénes somos?

Somos una iglesia, profética, pionera, punta de lanza, de avance, de guerra, de expansión, apasionada, militante, anormal, agresiva, adicta y reformadora; una iglesia que abre brecha, llena de amor y gracia sobrenatural; conquistadora, en movimiento, edificadora, visionaria, restauradora, con autoridad, con influencia y libertadora; con señales, milagros, prodigios y sanidades; comprometida, paternal, osada, sabia, confrontadora, dinámica, espontánea y humilde. Somos un pueblo con un diseño o patrón del Cielo, para hacer avanzar el reino de Dios en el vecindario, en la ciudad y en las naciones de la Tierra, y para ejecutar gobierno espiritual sobre nuestra región. Somos una iglesia con la pasión de ganar almas para Jesús, entrenar, equipar y madurar a los creyentes para que cumplan el propósito y llamado de Dios en sus vidas, con una visión de Reino, una visión de cuerpo y una visión para la ciudad y las naciones.
Somos una iglesia que nacimos para hacer la diferencia en el pueblo y en la ciudad. Su destino está conectado a esta iglesia y a lo que somos. Nuestro ministerio atrae gente que se identifica con lo que somos.